Miravet

Aproximadamente a una hora de Tarragona se encuentra Miravet, un encantador pueblo de tan solo 700 habitantes situado a orillas del río Ebro y coronado en su cúspide con un majestuoso castillo templario.

Miravet

Es el lugar perfecto donde pasar un domingo diferente viviendo un poco la historia y descubriendo lugares bonitos de España. 

Castillo de Miravet

Vistas desde el Castillo de Miravet

Decidimos comenzar el día visitando el atractivo castillo de Miravet, una antigua fortaleza islámica del siglo XII convertida en castillo-monasterio, el cual nos llamaba especialmente la atención al estar situado en lo alto de la colina. 

Este castillo religioso y militar es una de las mejores muestras de la arquitectura de origen templaria de todo occidente y está declarada como bien de interés cultural

castillo-miravet
De camino al castillo
iglesia del castillo de miravet
Iglesia oculta en el castillo de Miravet

Hay dos maneras de acceder al castillo, desde el pueblo andando por una gran cuesta o directamente por una carretera que se indica dentro del poblado que da a parar al parking gratuito que tienen disponible. Nosotros al ir directos en coche optamos por esta última opción quedándonos maravillados por la vistas que ofrecía ya el propio balcón del parking desde las cuales veíamos el río Ebro.

En la entrada del castillo, nos comentaron que el precio habitual de acceso es de 5 euros por persona, sin embargo actualmente han tenido que cerrar el acceso a la parte superior del castillo por lo que lo han reducido a 3€. Con todo esto de la pandemia nos comentaron que no dan folletos pero que podíamos acceder a toda la información a través de un código QR que tenían ahí mismo o podíamos consultar los postes informativos que habían durante el recorrido. 

comedor-castillo-de-miravet
Comedor del castillo de Miravet
vistas-rio-ebro-miravet
Vistas del río Ebro desde el castillo

La visita al castillo merece mucho la pena, en cada estancia vas conociendo un poco más su história y poder observar las vistas de Miravet y el meandro del Ebro desde esa altura es algo increíble. 

Visitando el casco antiguo

casco-antiguo-miravet
De camino al casco antiguo

Continuamos nuestra visita dejando el coche en el parking gratuito que se encuentra al lado del antiguo embarcadero Moli Salat, desde donde se encuentran las mejores vistas para fotografiar el poblado medieval. 

Desde allí puedes acceder al muelle o sentarte en el césped únicamente a contemplar el maravilloso paisaje. 

Antiguo embarcadero
viajar-pandemia-miravet
Vistas desde el antiguo embarcadero

Desde la plaza principal se accede al casco antiguo y en cada rincón Miravet te irá contado un pedacito de su historia sin necesidad de casi palabras: casas colgantes, molinos de aceites, placas que señalan los niveles de inundaciones que han tenido al vivir al lado del río, alfareras en cada rincón enseñándote su oficio, fachadas de colores que distinguían el poder adquisitivo, arcos musulmanes que conservan de su origen o casas derruidas por los bombardeos que sufrieron durante la Guerra Civil en la sanguinaria batalla del Ebro. Todo ello, culmina un maravilloso paseo hasta la entrada a la Iglesia Vieja renacentista construida en el siglo XVI y XVII la cual conserva el único altar templario intacto del momento. 

Por supuesto, si sigues andando colina arriba, subes al castillo por la entrada viandante que te comentábamos al principio. 

Acabamos nuestra visita tomándonos algo en uno de los restaurantes de la plaza mientras veíamos descender a un grupo de piragüistas por el río Ebro, un broche perfecto antes de volver a casa. 

Datos curiosos y otras actividades que ver o hacer en Miravet

entrada casco antiguo
Entrada al casco antiguo
Paseando por Miravet

El Embarcadero y transbordador fluvial (Pas de la Barca).

Es el único transbordador fluvial que se conserva activo en toda España mediante el método tradicional. 

Únicamente con la corriente del río, unos cables y la destreza del barquero antiguamente se transportan mercancías, ganado o carros para cruzar a la otra orilla del río. Actualmente se sigue utilizando este método como atajo para cruzar coches aunque su atractivo es más bien turístico. 

Alfarería

Miravet es uno de los pocos pueblos de Catalunya que conserva el oficio alfarero. Podrás disfrutar de su tradición cerámica en cualquiera de sus ocho tiendas artesanales que encontrarás en las calles de la Raval dels Canterers. Algunas de ellas ofrecen la posibilidad de realizar un taller de creación de piezas con ellos con cita previa.

Fiesta de las cerezas

Entre finales de mayo y principios de julio en Miravet se celebra la tradicional fiesta de las cerezas.

Esta fiesta está centrada en celebrar la llegada de esta fruta que crece a sus alrededores. En su celebración podrás degustar multitud de variedades diferentes de cerezas, probar su tradicional coca de cireres (coca de cerezas) o incluso participar en el divertido concurso de “haber quién tira el hueso de cereza más lejos”. 

Kayak y senderismo por Miravet

Otra manera de disfrutar de la zona es vivir la experiencia de descender con kayak por el río Ebro, el más caudaloso de España o hacer alguna de las rutas de senderismo de la zona. Y si tenéis ganas de más, siempre podéis visitar Fontcalda, unas piscinas naturales minero-medicinales al aire libre que se encuentran a 45 minutos de Miravet las cuales cuentan con una media de 28 ºC todo el año y en la que podréis disfrutar de un chapuzón incluso en invierno.

¡Nos vemos pronto!

2 comentarios en “Miravet”

Deja un comentario