Ordesa y la cola de caballo

Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido

El parque nacional de Ordesa y Monte perdido es una parada obligatoria para todo aquel amante de la naturaleza. Este parque, situado en los Pirineos aragoneses en la provincia de Huesca y declarado patrimonio de la humanidad en 1997, cuenta con varios picos que superan los 3000 metros de altitud. 

parque nacional de ordesa y monte perdido
Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido

Cascadas impresionantes, extensas praderas, ríos de agua cristalina, preciosos bosques de hayas y pinos, barrancos y altas cimas es lo que te espera en este precioso paisaje alpino que parece sacado de un cuento por su buena conservación. En él conviven flora y fauna de todo tipo haciendo de este uno de los lugares más bonitos de España.

Al parque nacional se puede acceder desde cuatro sectores diferentes: el sector Escuaín, Añisclo, Pineta y el sector de Ordesa. Todos ellos, se extienden alrededor del macizo Monte Perdido, el macizo calcáreo más alto de Europa y el tercer pico más alto de la península.

Recientemente, han incorporado otro sector llamado Valle de Bujaruelo, el cual se encuentra fuera de los límites del parque nacional y ha sido declarado reserva de la Biosfera.

Parque nacional de ordesa
Valle de Ordesa y Monte perdido

En cada uno de ellos disfrutarás de un paraje diferente y encontrarás rutas y senderos para todos los niveles

🐶 Por cierto, podéis venir con vuestros perritos siempre y cuando vayan atados en todo momento. 

En nuestro caso, nosotros nos decantamos por visitar el sector de Ordesa ya que nos lo habían recomendado muchísimo y no es para menos, ya queremos repetir y todo. Os contamos a continuación nuestra experiencia.

Valle de Ordesa y Monte Perdido

Ordesa y la cola de caballo
Cola de Caballo

Este sector es el más visitado de todo el parque por sus diferentes paisajes durante todo el recorrido. 

Hay diferentes rutas según el nivel de dificultad o los paisajes que quieras ver pero los más famosos son: 

  • Ruta por el fondo del valle de Ordesa hasta la Cola de caballo:

La ruta más sencilla, perfecta tanto para niños como mayores. Se accede directamente desde el parking gratuito y desde ese punto, comenzarás a recorrer los senderos livianos que ascienden gradualmente hasta llegar al valle. Recorrerás diferentes parajes muy bien señalizados siguiendo el río y sus preciosas cascadas para acabar concluyendo la ruta fotografiando la gran cascada que encontramos al final del valle, más conocida como Cola de Caballo.

  • Ruta de la senda de los Cazadores y la Faja Pelay:


Esta ruta es un poco más exigente e igualmente concluye en la Cola de Caballo. El acceso es desde el mismo parking gratuito e irás recorriendo el bosque mientras te enfrentas a un ascenso de 700m parando en las maravillosas cascadas que encontrarás por el camino. Todo ese ascenso acabará al llegar al mirador de Calcilarruego en el que podrás disfrutar de unas privilegiadas vistas al valle desde lo alto de la montaña. A partir de aquí comienza la Faja de Pelay, un camino prácticamente llano que compensa sin lugar a dudas el ascenso. 

parque nacional ordesa
Vistas durante la ruta
parque ordesa
Parque de Ordesa

Nosotros en este caso quisimos hacer la ruta “fácil” que le llaman porque creíamos que nuestra condición física no estaba en su mejor momento. Sin embargo, al llegar nos comentaron que por reformas del sendero el inicio de la ruta desde el fondo del valle no estaba abierto y debíamos iniciar el recorrido por la Senda de los Cazadores hasta posteriormente reincorporarnos en el camino. 

Durante nuestra ruta atravesamos bosques salidos de cuentos de hadas mientras seguíamos el río Arazas y parábamos en las diferentes cascadas que encontrábamos durante el recorrido (la cascada de Arripas, la Cueva y el Estrecho) hasta llegar al precioso  Bosque de las Hayas y ascender las Gradas de Soaso, unos desniveles del río con bonitas cascadas de agua. 

cascada en ordesa
Bajando hacia las cascadas
cascadas de ordesa
Cascadas en Ordesa

Continuamos caminando hasta el circo de Soaso, una increíble explanada de colores vivos rodeada por las majestuosas paredes del valle hasta terminar nuestra ruta en la inconfundible Cola de Caballo

Para que os hagáis una idea, nosotros tardamos unas tres horas en llegar parando a hacer fotos y andando tranquilamente. Por suerte, a la vuelta ya estaba abierto el sendero fácil y disfrutamos de los paisajes desde otro punto de vista. 

El tiempo en Ordesa ☀️

Ordesa se encuentra en el pirineo aragonés por lo que debéis tener en cuenta que el clima montañoso es bastante cambiante. 

En invierno, las temperaturas son muy bajas y en verano puedes encontrarte muchas lluvias. 

Por ello, recomendamos siempre consultar el tiempo poco antes de acudir y vestirse a capas para ir añadiendo o quitando en función de lo que necesitemos. CONSEJO: imprescindible un chubasquero plegable.

En nuestro caso acudimos a mediados-finales de septiembre y el pronóstico inicial era de todo el día llúvia. Sin embargo, el día que destinamos al senderismo disfrutamos de un maravilloso sol casi en todo el recorrido. 

También es verdad, que debéis ir preparados para todo porque casi pasamos por todas las etapas meteorológicas. Amanecimos con niebla, después despejó y salió el sol haciendo mucha calor, a la vuelta nos llovió y durante dos minutos granizó para después seguir lloviendo y volver a salir el sol. Toda una aventura. 

Cuándo ir 📆

El parque está abierto todo el año, sin embargo hay que tener en cuenta que está ubicado en la montaña: en invierno nieva y hace mucho frío y en verano suelen haber bastante tormentas, sobretodo eléctricas. 

Por eso te indicamos que las mejores épocas para ir son a finales de primavera y a principios de otoño. Si vas a finales de primavera con todo el deshielo disfrutas de la mejor época de cascadas y si vas en otoño podrás disfrutar del cambio de color en las hojas sin morirte de frío. 

Cómo llegar 🗺

Básicamente, se puede acceder al parque desde la carretera N-260 (Sabiñánigo y Torla) o la A-138 (Barbastro-Francia).

Para acceder al sector de Ordesa debes acceder a través del precioso pueblo de Torla. 

Desde ahí a través de la carretera N-260 llegas al parking gratuito que da acceso a la ruta. 

Importante: En semana santa y durante el verano, debido al gran volumen de turistas, no se puede acceder al parking con el propio vehículo por lo que deberás dejarlo en un parking gratuito que dispone el pueblo de Torla y coger el autobús gratuito que proporciona el propio parque de Ordesa para subir. Aunque si estás a tope de energía, también puedes subir por un sendero que tiene habilitado y empezar ahí tu aventura.

Dónde alojarse 💤

Puedes alojarte más o menos cerca del parque en cuestión de tus necesidades. Hay muchas opciones disponibles, desde hoteles o casas rurales hasta campings en Ordesa.

Nosotros nos guiamos por recomendaciones y elegimos alojarnos en el Hotel La Posada* en el pueblo de Broto. La verdad es que el hotel está muy bien en relación calidad-precio.

Broto es un pueblecito que se encuentra muy cerca de la entrada de Ordesa. El típico pueblo bonito de montaña, con aires gótico-renacentistas, y en el que se cruza el precioso y cristalino río Ara. 

cascada sorrosal
Llegando a la Cascada de Sorrosal
cascada de sorrosal
Cascada de Sorrosal – Broto

Decidimos Broto porque nos habían contado que era precioso, que cuenta con una iglesia antigua y varias ermitas y sobre todo porque a 5 minutos andando de la puerta de nuestro hotel se encuentra la Cascada de Sorrosal, una grandiosa cascada declarada Lugar de Interés Geológico del Geoparque Mundial UNESCO de Sobrarbe-Pirineos.

También hemos visitado 📍

El objetivo principal de nuestro viaje era visitar el parque pero ¿cómo vamos a visitar solo el parque con tantas cosas bonitas que hay en Huesca?

Santuario de Torreciudad

santuario de torreciudad
Santuario de Torreciudad
interior del santuario de torreciudad
Interior del Santuario de Torreciudad

En cuanto vimos una especie de “castillo/iglesia” a lo alto de la montaña decidimos acercarnos para ver qué era. 

El Santuario de Torreciudad resulta ser uno de los lugares más emblemáticos del pirineo y del Opus Dei. Este santuario, dedicado a la virgen María, nos dejó fascinados en cuanto a su arquitectura y lo bien cuidado que estaba y ya ni os contamos las preciosas vistas que tiene a Ordesa y al embalse del Grado.

Aínsa

Ainsa
Aínsa
Ainsa pueblo
Callejeando por Aínsa

Teníamos muchas ganas de visitar Aínsa, un pueblo medieval considerado uno de los pueblos más bonitos de España. La verdad es que el título se lo merece, su casco antiguo, sus calles de piedra y su cultura medieval te trasladan a la historia que tan bien hemos sabido conservar. 

Alquézar

alquezar pueblo mas bonito de españa
Alquézar
Vistas desde la colegiata de Alquézar

Otro de los pueblos más bonitos de España. Estrechas calles empedradas llenas de tradición y un antiguo castillo islámico convertido en colegiata te sumergen en un entorno diferente, al cual no podrás acceder en coche (debes dejarlo en el parking de la entrada). 

Su plaza principal tiene un balcón precioso con vistas a la colegiata que recuerda entre árboles a la Toscana italiana. 

Por otra parte, si deseas seguir haciendo actividades en la naturaleza puedes hacer la Ruta de las Pasarelas: una ruta apta tanto para adultos como niños que te llevará a recorrer el río Vero y sus impresionantes cañones. 

¡Nos vemos pronto!

miravet

Miravet

Aproximadamente a una hora de Tarragona se encuentra Miravet, un encantador pueblo de tan solo 700 habitantes situado a orillas del río Ebro y coronado en su cúspide con un majestuoso castillo templario.

Miravet

Es el lugar perfecto donde pasar un domingo diferente viviendo un poco la historia y descubriendo lugares bonitos de España. 

Castillo de Miravet

Vistas desde el Castillo de Miravet

Decidimos comenzar el día visitando el atractivo castillo de Miravet, una antigua fortaleza islámica del siglo XII convertida en castillo-monasterio, el cual nos llamaba especialmente la atención al estar situado en lo alto de la colina. 

Este castillo religioso y militar es una de las mejores muestras de la arquitectura de origen templaria de todo occidente y está declarada como bien de interés cultural

castillo-miravet
De camino al castillo
iglesia del castillo de miravet
Iglesia oculta en el castillo de Miravet

Hay dos maneras de acceder al castillo, desde el pueblo andando por una gran cuesta o directamente por una carretera que se indica dentro del poblado que da a parar al parking gratuito que tienen disponible. Nosotros al ir directos en coche optamos por esta última opción quedándonos maravillados por la vistas que ofrecía ya el propio balcón del parking desde las cuales veíamos el río Ebro.

En la entrada del castillo, nos comentaron que el precio habitual de acceso es de 5 euros por persona, sin embargo actualmente han tenido que cerrar el acceso a la parte superior del castillo por lo que lo han reducido a 3€. Con todo esto de la pandemia nos comentaron que no dan folletos pero que podíamos acceder a toda la información a través de un código QR que tenían ahí mismo o podíamos consultar los postes informativos que habían durante el recorrido. 

comedor-castillo-de-miravet
Comedor del castillo de Miravet
vistas-rio-ebro-miravet
Vistas del río Ebro desde el castillo

La visita al castillo merece mucho la pena, en cada estancia vas conociendo un poco más su história y poder observar las vistas de Miravet y el meandro del Ebro desde esa altura es algo increíble. 

Visitando el casco antiguo

casco-antiguo-miravet
De camino al casco antiguo

Continuamos nuestra visita dejando el coche en el parking gratuito que se encuentra al lado del antiguo embarcadero Moli Salat, desde donde se encuentran las mejores vistas para fotografiar el poblado medieval. 

Desde allí puedes acceder al muelle o sentarte en el césped únicamente a contemplar el maravilloso paisaje. 

Antiguo embarcadero
viajar-pandemia-miravet
Vistas desde el antiguo embarcadero

Desde la plaza principal se accede al casco antiguo y en cada rincón Miravet te irá contado un pedacito de su historia sin necesidad de casi palabras: casas colgantes, molinos de aceites, placas que señalan los niveles de inundaciones que han tenido al vivir al lado del río, alfareras en cada rincón enseñándote su oficio, fachadas de colores que distinguían el poder adquisitivo, arcos musulmanes que conservan de su origen o casas derruidas por los bombardeos que sufrieron durante la Guerra Civil en la sanguinaria batalla del Ebro. Todo ello, culmina un maravilloso paseo hasta la entrada a la Iglesia Vieja renacentista construida en el siglo XVI y XVII la cual conserva el único altar templario intacto del momento. 

Por supuesto, si sigues andando colina arriba, subes al castillo por la entrada viandante que te comentábamos al principio. 

Acabamos nuestra visita tomándonos algo en uno de los restaurantes de la plaza mientras veíamos descender a un grupo de piragüistas por el río Ebro, un broche perfecto antes de volver a casa. 

Datos curiosos y otras actividades que ver o hacer en Miravet

entrada casco antiguo
Entrada al casco antiguo
Paseando por Miravet

El Embarcadero y transbordador fluvial (Pas de la Barca).

Es el único transbordador fluvial que se conserva activo en toda España mediante el método tradicional. 

Únicamente con la corriente del río, unos cables y la destreza del barquero antiguamente se transportan mercancías, ganado o carros para cruzar a la otra orilla del río. Actualmente se sigue utilizando este método como atajo para cruzar coches aunque su atractivo es más bien turístico. 

Alfarería

Miravet es uno de los pocos pueblos de Catalunya que conserva el oficio alfarero. Podrás disfrutar de su tradición cerámica en cualquiera de sus ocho tiendas artesanales que encontrarás en las calles de la Raval dels Canterers. Algunas de ellas ofrecen la posibilidad de realizar un taller de creación de piezas con ellos con cita previa.

Fiesta de las cerezas

Entre finales de mayo y principios de julio en Miravet se celebra la tradicional fiesta de las cerezas.

Esta fiesta está centrada en celebrar la llegada de esta fruta que crece a sus alrededores. En su celebración podrás degustar multitud de variedades diferentes de cerezas, probar su tradicional coca de cireres (coca de cerezas) o incluso participar en el divertido concurso de “haber quién tira el hueso de cereza más lejos”. 

Kayak y senderismo por Miravet

Otra manera de disfrutar de la zona es vivir la experiencia de descender con kayak por el río Ebro, el más caudaloso de España o hacer alguna de las rutas de senderismo de la zona. Y si tenéis ganas de más, siempre podéis visitar Fontcalda, unas piscinas naturales minero-medicinales al aire libre que se encuentran a 45 minutos de Miravet las cuales cuentan con una media de 28 ºC todo el año y en la que podréis disfrutar de un chapuzón incluso en invierno.

¡Nos vemos pronto!

acantilado zumaya

Road trip por el norte de España: Navarra y País Vasco

Primero de todo contaros que nuestro viaje por el País Vasco fue algo totalmente improvisado. Únicamente teníamos claras tres cosas: queríamos hacer senderismo, queríamos visitar el norte y queríamos hacer alguna noche en el coche. 

Partiendo de aquí, ya os puedo contar que no leeréis el viaje más planificado de la historia. Fue de esos viajes en los que un día antes dices, pues vamos aquí, allí y si nos apetece pues también visitamos esto. Pero nada más, sin reservas previas de alojamiento ni nada.

Un viaje sin fecha de regreso, de los que con total libertad dices “ cuando me canse me vuelvo”. Os puedo asegurar que fue de los viajes que recuerdo con más cariño. 

Empezamos nuestro viaje desde nuestro punto de partida, Reus (Tarragona).

Ese día “camperizamos” nuestro coche como pudimos. Preparamos unas cuantas sábanas, cojines para el coche, y de una manera alocada acabé quitando la parte de abajo del sofá y haciendo un puzzle en el coche para que nos sirviera como colchón al bajar los asientos traseros. Como podéis ver, todo muy low cost

No tenemos ningún equipo de camping por ahora por lo que preparamos unos cuantos cubiertos, un poco de aderezos básicos (sal, aceite, azúcar… ),preparamos nuestras mochilas con bastante ropa de senderismo combinado ropa de manga corta con sudaderas, cogimos nuestras cámaras y pusimos nuestro GPS rumbo al norte. 

Salimos casi al mediodía, hicimos una fugaz parada en Zaragoza para comprar la comida justa para dos días y  tras muchos kilómetros y ver cómo íbamos a perder la luz decidimos hacer noche en uno de los pueblos que encontramos de camino, Sos del rey católico.

pernocta en navarra
Pernocta en Sos del rey católico

Allí estuvimos buscando un lugar adecuado para estacionar y acabamos al lado de una autocaravana detrás de la Iglesia montando entre risas nuestro fuerte en el coche. 

Ya nos puedes imaginar en mitad de la oscuridad poniendo clips y pinzas por todos lados para sujetar unas mantas que no se querían sujetar para que nos dieran algo de privacidad, intentando montar una cama de la mejor manera posible entre tantas bolsas que llevábamos y dando tumbos porque no encontrábamos la posición para dormir. Tengo que confesar que esa noche casi no dormimos, pero fue toda una experiencia.  

(Si vais con tiempo os recomiendo visitar este lugar, ya que no nos dimos cuenta hasta que nos fuimos de que era un pueblo precioso).

La selva de Irati – Navarra

Al día siguiente nos despertamos con los primeros rayos y nos dirigimos a nuestro primer destino, la Selva de Irati.

La Selva de Irati se encuentra en el pirineo Navarro-Francés y es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa después de la Selva Negra de Alemania.

Cuenta con unas 17.000 hectáreas en las que se concentran las reservas naturales de Mendilatz y Tristuibartea y la reserva integral de Lizardoia. 

Hay varias entradas sin embargo nosotros nos decantamos por la del pueblo Ochagavia por el acceso del Valle de Salazar ya que cuenta con un punto de información, merenderos y lugar de acampada si así lo deseas. 

IMPORTANTE: El acceso a la selva de Irati es con un pago contributivo para el mantenimiento de estos bosques vírgenes.

Si vienes con coche únicamente de visita el importe es de 5€ por vehículo sin embargo, al quedarte alojado en el camping o hacer uso de su restaurantes el precio es menor. En nuestro caso finalmente nos costó solo 2€. Además te entregan una guía para que puedas hacer los senderos que más te interesen. 

Poder pasear por ese terreno tan virgen nos encantó.

Al haber diferentes rutas y dificultades, cada paisaje era distinto. Frondosos bosques verdes que parecían sacados de cuentos, grandes praderas donde podías encontrar variedad de animales pastando (nos contaron que en determinadas épocas los granjeros dejaban allí a los animales para mayor libertad), senderos que rodeaban el pantano de Irabia, etc. Toda una experiencia. 

Irún y San Sebastián

Nuestro siguiente objetivo después de pasar dos noches durmiendo en el coche fue buscar un alojamiento para poder ducharnos. Como coincidían en fechas de nuestro aniversario de pareja finalmente nos decantamos por uno más bonito y caro de lo normal, aunque os he de confesar que todos los alojamientos estaban subidos de precio por la zona que buscábamos  (San Sebastián). 

Nos decantamos por el Ibis Irún en Irún, donde nos quedaríamos las siguientes dos noches para reponer fuerzas. La habitación era preciosa pero si algo tengo que destacar de ese alojamiento eso es el desayuno. Qué maravilla de desayuno. 

san sebastian
Playa de la Concha – San Sebastián

Durante la estancia visitamos San Sebastián, sobre todo por la zona de casco antiguo y la playa de la Concha. Allí nos dimos cuenta al ver tanta gente que habíamos decidido coger un hotel justo en mitad del festival anual de cine dónde vienen tantas celebrities por lo que pronto entendimos la gran inflada de precios. Si vais alguna vez, comprobad no coincidir antes con algo así 😅

mapa-san-sebastián
Mapa turístico San Sebastián

Por otro lado si no tenéis mucho tiempo os recomendamos parar en el puesto de información que hay justo en la playa para que os entreguen un mapa de la zona y os dejéis recomendar por sus habitantes 😊

Playa de itzurun de Zumaya

Después de haber visitado una ciudad, lo que teníamos claro era que queríamos seguir viendo paisajes naturales del norte.

Siempre hemos dicho que cuando visitásemos el norte querríamos ir a alguno de esos espectaculares lugares donde se rodaron escenas de la serie Juego de Tronos por lo que pusimos rumbo a Zumaya que era el más próximo. 

Al llegar nos quedamos maravillados de las preciosas formaciones que se veían en la propia playa, ver con tanto detalle las capas de la propia tierra recordando a la vez que es increíble disfrutar de estos paisajes tan cerca de nosotros sin necesidad de aviones.

playa-de-zumaya
Playa de Zumaya

Nos enamoramos. Creo que no lo puedo describir de otra manera. 

No tanto de la playa en sí con ese tipo de roca tan característica en placa que era increíble creer que sea algo hecho por la naturaleza, si no de sus increíbles acantilados. Nunca habíamos visto algo así.

acantilado-zumaya
Acantilados de Zumaya
acantilado zumaya
Vistas desde el acantilado en Zumaya

Parecía que estuviésemos en Escocia o Irlanda sin yo haber ido a ningún lugar así. Pero si tuviese que describir cómo siempre me he imaginado esos dos lugares sin duda hubiese sido como ese mismo lugar. 

Hacía de esos días nublados con algo de viento, los olas chocando sin cesar contra la roca, erosionado cada vez más. Subimos por la colina de la iglesia para poder ir al punto más alto del acantilado y poder maravillarnos de todo el paisaje. De esa sensación tan mágica a libertad. 

Sin duda, y coincidimos ambos en este sentido, fue el lugar más bonito de todo nuestro viaje. O si más no, el que sentimos más especial para nosotros.

Aprendiendo a hacer surf – Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

Una vez de regreso al coche decidimos que ya que estamos en el norte queríamos probar el surf. 

Nos pusimos a tope buscando alguna oferta que pudiésemos aprovechar y nos encontramos con Moana Surf Hostel un lugar donde ofrecían clases y a la vez alojamiento lo cuál nos llamó mucho la atención. 

moana surf camp
Moana Surf Camp

Llamamos para informarnos de la oferta y ver un poco en qué consistía el paquete que comercializaban ya que no eran únicamente clases si no toda una experiencia de campamento y nos comentaron que justo ese mismo día empezaban el curso de una semana y que si queríamos apuntarnos teníamos que presentarnos antes de X hora y así podríamos seguir las clases desde el principio.

Fue todo muy repentino pero ajustándolo a una duración de 2 días con sus  2 noches nos salió muy bien (129€ por persona con comidas incluidas). 

Hicimos de todo, surf, skate, yoy (otro tipo de tabla de skate), yoga… incluso un poco de teoría del surf para entender un poco la historia y el funcionamiento de las corrientes marinas. 

Lo que nos llamó mucho la atención de este programa es que justo también hacían excursiones y el primer día coincidía con un lugar que queríamos visitar, la ermita de Gaztelugatxe (otro escenario muy conocido de Juego de Tronos). Cada semana suelen cambiar el programa por lo que realmente tuvimos mucha suerte.

san-juan-de-gaztelugatxe
San Juan de Gaztelugatxe

Gaztelugatxe es impresionante. 

Se trata de un islote unido a la costa a través de una larga escalinata de piedra de 241 peldaños en el que arriba del todo se encuentra una iglesia que desgraciadamente ha tenido que ser reconstruida en múltiples ocasiones tras varios incendios y batallas. 

Es tradición que al llegar a lo más alto se haga sonar la campana tres veces para atraer a la buena suerte y ahuyentar a los malos espíritus por lo que no olvidéis hacerlo cuando vayáis de visita 🙂 

Esta tradición se ha ido consolidando con el tiempo, sin embargo a nosotros nos contaron que inicialmente se tocaba la campana para advertir al pueblo que los pescadores ya volvían a casa tras largos meses fuera.

escaleras-gaztelugatxe
Vistas desde la ermita de San Juan de Gaztelugatxe

La verdad es que nos llevamos un muy bonito recuerdo de Moana, nos tocaron unos compañeros increíbles, el personal era lo más, el lugar precioso y la comida lo mejor de lo mejor ya que la hacía la propia dueña del lugar, una señora mayor de las de toda la vida que procuraba que nos lo comiéramos todo.

Un consejo que os queremos dar, es que si hacéis este tipo de campamentos intensivos los hagáis al principio de vuestro viaje porque nosotros al ser al final ya llevábamos el cansancio acumulado que suele comportar viajar y de verdad, el surf es mucho más sacrificado y difícil de lo que parece (jajaja). 

De regreso a casa – Bosque de Oma

Para finalizar nuestro viaje (aunque querríamos haber llegado a ver la capital vasca) decidimos acercarnos a ver el bosque de Oma. 

bosque-de-oma
Bosque de Oma

Este bosque es un lugar mágico en el que los árboles están pintados creando figuras a través de la perspectiva de un conjunto. Su autor, Agustín Ibarrola, quiso reflejar 47 obras de arte repartidas en 4 hectáreas por todo el barrio de Oma, de ahí el nombre. 

No es posible el acceso directo en coche por lo que deberéis dejarlo en una zona habilitada que se encuentra justo al principio.

El camino hacía el bosque es un poco largo y cuenta con varias cuestas que nos hicieron sacar la lengua más de una vez pero disfrutamos mucho de las vistas del atardecer en el bosque. Eso sí, os recomendamos ir por la mañana porque volver a oscuras fue toda una aventura.

Y hasta aquí toda la ruta que seguimos por el norte. Todos los lugares que visitamos eran gratuitos a excepción de la selva de Irati que cuenta con la contribución simbólica por mantenimiento que os he contado. 

La verdad es que os recomendamos todos y cada uno de los lugares a los que fuimos y esperamos poder traer más viajes de este tipo por el blog. 

¡Nos vemos pronto!